martes, 14 de junio de 2011

EMOCIONES-CHOQUE Y EMOCIONES-CONTEMPLACIÓN

PANORAMICA PICO Y AGUJAS DE LOS CABRONES

La denominación de emociones-choque y emociones-contemplación, del profesor francés M. Lacroix, es interesante porque distingue entre dos formas muy diferentes de entretenimiento y de cultivo mental. La primera, muy corriente en nuestra sociedad, se basa sobre el impacto violento, que genera sensaciones inmediatas por su crudeza o porque el estímulo se suministra con una repetición adictiva. Este tipo de emociones-choque no requieren un esfuerzo por parte del espectador, que se somete pasivamente a estímulos de rápida recompensa. Las emociones-contemplación, en cambio, requieren una interacción activa y personal entre el estímulo y la persona que lo recibe, y conforman un bagaje cultural y estético para el que las disfruta.
Las emociones-choque se generan con los estímulos presentes en las discotecas, las atracciones de ferias, los juegos de videoconsola, la crudeza de los reality shows... Producen emociones efímeras y dopantes y matan la sensibilidad. Un adolescente que mira la televisión una media de tres horas al día —una media habitual en Europa— habrá visto 40.000 asesinatos y 3.000 agresiones sexuales. Como no es capaz de asimilar tanta agresividad desconecta, se torna más pasivo y disminuye su capacidad de sentir empatía por la realidad que lo rodea.

Paisaje invernal en la sierra guarrameña

Las emociones-contemplación, en cambio, se generan escuchando un concierto, leyendo poesía, meditando, soñando, en contacto con la naturaleza, a través del deleite estético... su cultivo produce sentimientos y vivencias internas que son recuperables cuando se las necesita. Son la base de una auténtica educación emocional. Sin embargo, cada día resulta más difícil educar para las emociones-contemplación, en parte porque presuponen tiempo y dedicación (exigen ralentizar el ritmo), y porque su disfrute requiere una sensibilidad y una capacidad de abstracción que a menudo está embotada por el consumo masivo de emociones-choque.

E.Punset

2 comentarios:

  1. HOLA JONCHU;
    QUE BUEN BLOG,LLENO DE
    REFLEXIONES QUE SUELO COMPARTIR Y, QUE MÁS SE PUEDE PEDIR SI ADEMÁS SOIS GRANDES FANÁTICOS DE MÍ GRAN AFICIÓN.
    ENHORABUENA POR LAS ÚLTIMAS REALIZACIONES.ME GUSTO MUCHO LA NARRACIÓN DE LA VÍA DEL TOROZO,ESA NARRACIÓN CLÁSICA -LARGO POR LARGO QUE TE HACE NAVEGAR CON EL NARRADOR EN SU AVENTURA.
    LA CONTEMPLACIÓN,EL SABER ADMINISTRAR EL TIEMPO,
    DETENER LA INERCIA QUE LLEVAMOS(INVADIENDO ESTA CUALQUIER ESPACIO VITAL),ESTA ALCANCE DE MUY POCOS.FRENARNOS EN SECO,CONTEMPLAR,SABOREAR ES UN APTO DE INICIADOS Y ESO REQUIERE ALGO MÁS QUE UNA VISITA A ESOS GRANDES ESPACIOS ARMÓNICOS.
    Y COMO NO, DISFRUTO CON VUESTROS BUEN HACER.

    GRACIAS POR CREAR ESTOS ESPACIOS.......J.G.

    ResponderEliminar
  2. Un placer Juan , el contar con la presencia de un tipo de la indudable talla moral y humana que dejan entrever tus aportaciones en este humilde espacio . Un espacio que tan solo pretende reflejar un punto de vista ,uno más... sesgo sin duda entre un mar de posibilidades infinitas en esta multidisciplinar faceta de la que todos somos entusiastas.
    Gracias y slds

    ResponderEliminar

Agradeceré tu participacion en forma de comentario siempre que sea constructivo y respetes las normas básicas de respeto y tolerancia por las opiniones aquí vertidas de cualquiera de los participes

Gracias de antemano y seas bienvenido

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.