lunes, 12 de diciembre de 2011

REGRESO AL PARAISO

PARAISO

Un frío día amanece , otoñean los colores de los árboles entre los riscos , riscos que esconden historias , vivencias y alegrías ...que son fruto de nuestros sueños y objetivo de nuestras expectativas . A pesar de sus modestas proporciones ya son kilómetros de roca recorrida , kilómetros de anhelos y vivencias ... La Pedriza !!!!!!!! . El bosque se transforma en esta época , los colores y las sombras perfilan imágenes inolvidables , el olor peculiar a jara y pino , la humedad de las hojas .... Nos dirigimos a escalar algún reto, siempre es un reto escalar en la Pedriza, sus peculiaridades no permiten la monotonía o desidia por practicar un deporte que transciende lo deportivo... las aproximaciones, esos días claros de la sierra madrileña y un granito fuera de lo común mezclado con una siempre agradable amistad acrecenta una sensación adictiva que se repite siempre que es posible, llegados a nuestro objetivo, empieza la fiesta!!! ... Se suceden metro a metro experiencias para nuestros sentidos, esfuerzo, superación, comunión con la naturaleza, reflexión, risas y cánticos para alejar nuestros fantasmas, una pizca de stress, magnesio en los dedos y ufffffff ya está ya es mío!!!!!!!!!!!! , la satisfacción de burlar lo vertical, sientes la euforia en tus venas y vuelta a la carga. Tu mente no piensa para no estorbar, solo se concentra en atender las necesidades de habilidad y equilibrio que necesita tu cuerpo, pero si te pasas te avisa del peligro, instinto este primario difícil de sortear pero que nos mantiene enteros. La vida es riesgo y no hay mayor riesgo que estar vivo, en la escalada como en la vida hay que arriesgar, arriesgar implica discriminar, optar por una cosa u otra....
detrás de muchas de esas decisiones se deciden nuestras vidas y por tanto nuestra felicidad. PARAISO

PARAISO

Carta de Ajuste 7a
PARAISO

PARAISO

Ajuste de Cuentas 7a
PARAISO

PARAISO

Berrea Colmenarí 7a+
PARAISO

Espalda Plateá 6b+

He vuelto a rescatar este texto que ya escribí y publiqué hace tiempo ,esperando que sea adecuado , pues creo que define bien ese sentimiento del escalador habitual pedricero , así como los rituales y sensaciones vivenciados en cada salida.

Slds